Hoy es: ¡Bienvenidos!

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Notitas al Día

Tema del año

  La migracion en Latinoamerica, uno de los retos de 2019

Por : Camilo Pérez Manrique - Buenos Aires

La crisis humanitaria en Venezuela ha traído consigo una inesperada y gigantesca ola migratoria que afecta a todos los países de la región, especialmente a Colombia, donde los menos favorecidos han migrado de una manera masiva y desesperada.

 

El tema no parece tener un final y la cercanía del 10 de enero, día de la posesión de Nicolas Maduro para un nuevo mandato, hace entrever el empeoramiento de la situación económica y social de los venezolanos.

 

Varios gobiernos han descartado reconocer como legitimo el nuevo periodo gubernamental de Maduro, argumentando graves y evidentes violaciones a la democracia, generadas por la corrupción y la proscripción de sectores opositores en las últimas elecciones, además se sospecha que los entes electorales, que responden de manera política y directa al ejecutivo venezolano, entregaron números alterados en una elección presidencial fraudulenta.

 

Fuera de la guerra diplomática que enfrentará el gobierno, sus ciudadanos son quienes sufren las duras consecuencias de las malas decisiones tomadas en los últimos 20 años y nace un nuevo reto como países latinoamericanos, el construir una organización conjunta para dar una mano a quienes en realidad necesitan emigrar para evitar empeorar a un nivel inhumano sus condiciones de vida.

 

Colombia, histórico vecino, hermano cultural y socio comercial de Venezuela, no esta preparado para recibir la enorme ola migratoria, por ello debe recurrir a los demás países para que no siga deteriorando su nivel social dada su incapacidad institucional, operacional y económica para afrontar individualmente este reto.

 

La puesta en marcha de dicha organización (estructura institucional internacional) debe tener como eje la construcción de un gran centro migratorio en la frontera colombo venezolana, donde día a día llegan ciudadanos exiliados incluso sin papeles que acrediten su salida legal de Venezuela, ya que el gobierno no está interesado en permitir la emigración de sus ciudadanos. Este centro operacional debe permitir conocer los destinos disponibles en los países capaces de recibir migrantes, costos de viaje, subsidios posibles, trámites necesarios para la regularización individual o familiar, deberes y derechos como residente en el país que lo acoja, tasas impositivas, etc…

 

Otro de los ejes debe ser el diseño de un modelo de migración que facilite la legalidad del trabajador que llega y el control del número de personas, que evalúe junto con las autoridades locales la capacidad que tiene cada país para recibirlos. Esto incluiría la ubicación de los inmigrantes en las diferentes ciudades y lugares donde exista la capacidad de recepción y evitar lo que esta sucediendo, un completo descontrol e ilegalidad.

 

Finalmente, dicha organización debe encarar tanto la emigración como la inmigración o retorno futuro de los venezolanos, una vez se den las condiciones democráticas, sociales y económicas para ello tras la caída del régimen dictatorial que sigue vigente.

 

Todo esto esta amparado con creces por el ultimo ‘pacto migratorio’ de la ONU que no deja de ser una base para controlar y organizar la desmedida migración en varios lugares del mundo.

 

Son grandes proyectos los que se deben analizar en el marco latinoamericano, no solo el flagelo lo vive Venezuela sino varios países centroamericanos, en una transformación política y social que debe continuar hacia el derrocamiento de las distintas dictaduras existentes y su transición a la plena democracia que garantice en unos años el feliz retorno de sus ciudadanos una vez se den las condiciones necesarias.